Comprar un coche de diesel o de gasolina ¿Cuál es más rentable?

¿No sabes si comprar un vehículo de gasolina o diesel? Es el eterno dilema de muchas personas, tanto las que utilizan el coche todos los días para trabajar o bien de forma ocasional. Pero no te preocupes, porque desde Álvarez Automóviles te daremos la respuesta.

Comprar vehículo diesel vs gasolina

En las últimas décadas los motores diésel han sufrido una tremenda evolución. Tanto es así, en que la actualidad nos encontramos con motores de refinado tacto en muchos de los casos, además de un filtrado sonido en caliente y buenas características. Y por supuesto, una amplia oferta de potencias. Pero si a eso le sumamos que el consumo es más ajustado y que el gasóleo está a menos precio respecto de la gasolina en proporción, son todo ventajas. No obstante, no todos los usuarios tienen las mismas necesidades, por es en este artículo analizaremos qué comprar en base a cada uno de los casos.

¿Qué dicen las tendencias?

Los motores de gasolina están aumentando notoriamente. Muchos modelos urbanos que se venden hoy día ya son gasolina o eléctricos, sin dar la posibilidades elegir diésel. Por lo que si hace unos años las ventas de diésel eran muy superiores, desde hace poco notamos cómo los vehículos a gasolina empiezan a querer cambiar un poco esta tendencia.

En la actualidad, podemos apreciar como los motores de gasolina vuelven a hacerse más visibles. Por lo general, los encontramos en coches de segmentos inferiores. Mientras que en otras marcas, ocurre lo contrario, que se refiere a una categoría superior.

¿Pero qué dicen los datos? Un informe recogido por la asociación de fabricantes de automóviles ANFAC, afirma que la venta de coches diésel es del 64,8 %, gasolina 35,4 % e híbridos 1,6 %.

¿Por qué comprar un coche diésel?

Los coches diésel tienen un consumo inferior. Además de esto, poseen un constante refinamiento en potencia y un aislamiento del ruido cada vez mejor.

En cuanto a revoluciones, los coches diésel ofrecen una capacidad de recuperación por encima de los motores gasolina. Lo mismo si hablamos de su funcionamiento, dado que hoy en día cuentan con una mejor respuesta al acelerador.

Pero no cabe duda de que la evolución de los motores diésel es más que notable. Y todo esto no podría haber sido posible sin la electrónica, además de los sistemas de alimentación que cada vez son mejores y más efectivos.

Lo que está claro, es que los coches diésel consumen menos, pero también son más caros de mantener. El precio de venta es más caro (a pesar de que a veces tenemos ofertas irresistibles) y por supuesto repostar también es más caro si elegimos diésel a gasolina. Por lo que en definitiva, tenemos que comprar un coche diésel suele resultar más caro. Sin embargo, por todo lo que hemos visto, son muchos los conductores que siguen confiando en ellos.

Tener en cuenta el precio de un mismo coche en versión diésel o gasolina es algo que siempre se debe tener en cuenta. Pero la clave está en el número de kilómetros que tienes pensado meterle al coche. Si andas mucho con el vehículo cada día, cada mes o a lo largo del año, es mejor diésel, dado que aunque resulte más caro comprarlo, repostar es más barato. Pero si vas a utilizar muy poco el coche durante el año, sin duda gasolina es la mejor opción.

¿Qué hay del coste de mantenimiento? El hecho de adquirir un coche diésel tiene un coste que suele ser de un 20 o 25 % superior al de gasolina.

Por último, tenemos que hablar del seguro. Normalmente, el seguro a todo riesgo de un vehículo diésel es más caro que un gasolina. Sobre un 10 o 20 %.

¿Por qué comprar un coche de gasolina?

Ya hemos visto muchas razones por las que elegir un vehículo diésel o gasolina en base a tus necesidades, pero igual no sabías que los motores actuales ya ofrecen un consumo moderado en condiciones normales de tráfico.

A pesar de que encontramos ofertas para comprar vehículos diésel a buenos precios, los coches de gasolina siempre son más baratos. Por tanto, son la mejor opción para una persona que vaya utilizar el coche pocas veces en el año y que vaya a repostar poco, porque así se ahorra dinero.

Una persona que compra un vehículo gasolina ahorra en los siguiente:

  • Comprar el coche es más barato
  • El mantenimiento del coche es más barato
  • El seguro a todo riesgo es más barato

En el caso de diésel, estas 3 cosas son más caras. Lo único que sale más barato es repostar y te compensa si utilizas mucho el coche.

Conclusión: en base al uso que le vas a dar al coche, deberás elegir diésel o gasolina

Así que ahora ya conoces las principales razones para elegir uno u otro, en base a tus necesidades de trabajo, ocio, etc. La clave está en saber el uso que le vas a dar al coche, para así elegir la opción correcta a largo plazo.

Por ejemplo, si hablamos de coches de empresa, siempre sale mejor diésel, porque son coches que se están utilizando continuamente para trabajar y que están en funcionamiento diario. Coches que por lo general tienen los comerciales, de ventas o empresarios. En este caso suele salir mejor a largo plazo comprarlos diésel. Claro está, que hay empresas que deciden cambiarlos cada 4 años, por lo que echando cálculos en este caso podría compensar gasolina. Es cuestión de analizar cada caso por separado.

Si tenemos en cuenta las tendencias, parece que el triángulo se está invirtiendo. Hace años más personas compraban con los ojos cerrados diésel, pero ahora, 2 de cada 5 ya compran gasolina. Y quien sabe lo que pasará en los próximos años.

Esperamos haberte ayudado un poco más con nuestra comparativa y análisis de coches gasolina y diésel. Recuerda, que si sigues teniendo dudas o si podemos ayudarte en algo más, desde Álvarez Automóviles estaremos encantados de responder a tus preguntas. Puedes solicitar información sin compromiso.

Por | 2018-02-20T19:57:51+00:00 febrero 20th, 2018|Categorías: Información de interés|Sin comentarios

Deje su comentario