Cambiar con eficacia las llantas de tu coche.

Una de las preguntas habituales entre muchas personas es cómo cambiar las llantas de un coche. Y es que muchos de los coches, dependiendo de la gama vienen con el clásico tapacubo o con unas llantas más o menos bonitas. Pero si quieres ponerte de manitas y manos a la obra con este tema, en pocos pasos vamos a contarte cómo cambiar las llantas de tu vehículo.

Es un procedimiento que por lo general se hace de la misma manera para cualquier tipo de vehículo, independientemente de que te lleve más o menos tiempo. No es demasiado complicado, pero sí necesitarás tener un rato libre y algo de paciencia. Si estás preparado empezamos con esta guía:

 

Guía para cambiar las llantas del coche

En el caso de que hayas pasado por un percance en la carretera o directamente necesites cambiar las llantas de tu coche, necesitas seguir estos pasos que te contamos. Con suerte, en cuestión de minutos lo tendrás completamente listo.

 

Pasos para cambiar las llantas del coche

Si quieres ponerte manos a la obra para cambiar la llanta de tu coche con éxito, estos son los pasos a seguir:

El primer paso y que siempre repetimos para reparar cualquier avería del vehículo es la de encontrar un lugar plano, estable y seguro para hacer el cambio de la llanta. Tampoco necesitas que sea algo del otro mundo, con que sea lo suficientemente plano y estable es suficiente, porque lo que buscamos es que el coche no se mueva bajo ningún concepto. En el caso de que estés cerca de la carretera, aléjate y enciende las luces de emergencia para alertar a los coches vecinos que te acompañan en la carretera.

En segundo lugar, mantén presionado el freno y coloca el coche en posición de parqueo. En el caso de que tengas transmisión estándar es importante que pongas el coche en primera o reversa.

El tercer paso, aunque en muchos casos se considera opcional, es importante que lo tengas en cuenta por tu seguridad y la de tu vehículo. Tendrás que colocar un objeto pesado (como una piedra) por la parte delantera y trasera de la rueda.  Te puede ser suficiente con la llanta de cambio, eso tendrás que ir viéndolo tú.

Una vez hayas preparado el terreno y el lugar de trabajo, es el momento de que ponerse manos a la obra de una vez por todas. El siguiente paso será retirar la llanta de repuesto y la gata del coche. Tendrás que colocar la gata debajo de la llanta que vas a cambiar y asegurarte de que no entra en contacto con el metal del coche. Es importante que lo hagas bien y que tengas en cuenta estas recomendaciones que te damos, puesto que muchos tienen moldes de plástico en la base (si lo colocas mal podrías romperlo).

El siguiente paso será levantar la gata hasta que puedas apoyar el auto. Deberás colocarla de manera fija debajo del coche (perpendicular al suelo).

Ahora deberás quitar el tapacubos y aflojar las tuercas mientras las giras al contrario de las agujas del reloj. Quita la resistencia. Asegúrate también de girar las tuercas en vez de la propia llanta. Por eso, para que lo hagas bien te recomendamos que utilices una llave inglesa (la que viene con el coche) o una común en el caso de que no la tengas. Pero necesitarás que sea del tamaño correcto para la tuerca. Así como una llave de tubo.

Una vez situados a este punto, estamos más cerca de finalizar, pero todavía quedan un par de pasos a seguir. Tendrás que girar la manija para colocar la llanta. En este paso tendrás que levantarlo para quitar la llanta estropeada o tapacubos y reemplazarla con la que tienes de repuesto. Ten cuidado y asegúrate de que está estable.

Ahora tendrás que quitar las tuercas restantes. Solo las tendrás que girar en sentido antihorario hasta que salgan por completo. Ve repitiendo estos pasos hasta que salgan todas. Una vez hayas hecho todo esto, podrás quitar la llanta porque ya verás que te sale solo.

Luego, coloca la llanta en el centro. Una vez la tengas, coloca las tuercas. Asegúrate de que están de la manera correcta y no al revés. Para ello, fíjate que el cierre de la válvula de la llanta esté hacia afuera. Luego solo tendrás que ir ajustando las tuercas hasta que queden listas. Podrás hacerlo con una llave inglesa igual que antes, cuando las quitaste.

Llegando casi al final, tendrás que bajar el coche pero sin hacer todo el peso posible en esa misma rueda. Y aprieta las tuercas lo máximo que puedas pero sin forzar ni pasarte tampoco. Pero para que queden muy sujetas. Luego, ya podrás bajarlo por completo y sacar la gata. Termina de apretar las tuercas que falten y vuelve a colocar las tapas de las llantas en dicha rueda. Ya no quedará nada más que hacer, pero sí recomendamos que revises que está bien puesta y que no se cae (asegúrate de que las las llantas queden perfectamente ajustadas antes de arrancar).

A modo opcional y en el caso de que quieras, puedes colocar la llanta vieja en el coche y llevarla al mecánico para repararla. Si es algo muy pequeño igual te cuesta muy poco dinero, por lo que merece la pena desde luego. En el caso de que no se pueda reparar o no te interese, la podrás dar para piezas o deshacerte de ella de la manera que quieras.

¡Ahora sí que ya has terminado de cambiar la llanta a tu coche! Ya ves que en pocos pasos lo habrás conseguido con éxito. No obstante, ya sabes que en Álvarez Automóviles siempre ofrecemos a nuestros clientes lo mejor, por lo que si tienes dudas o quieres saber más, podrás preguntarnos sin compromiso.

¿Te ha sido de ayuda nuestro artículo sobre cómo cambiar las llantas de un coche? Acuérdate de revisar todas nuestras noticias para estar al tanto de todo, porque siempre tratamos de ofrecerte los mejores tutos para tu vehículo.

By | 2017-09-13T08:09:37+00:00 septiembre 13th, 2017|Categories: Tutoriales|0 Comments

Leave A Comment